Correo institucional  mail 

 

Como acto simbólico de despedida, las hijas de Arodys Robles tras su fallecimiento, visitaron el liceo y trajeron el ánfora con las cenizas de su padre, quien fue el primer presidente del Centro General de Alumnos en 1949, y hasta el 23 de mayo uno de los ex alumnos "vivos" más antiguos del Liceo Abate Molina de Talca.

Manuel Orellán y Lucía Muñoz, presidente y coordinadora de los Ex Alumnos del LAM, respectivamente, organizaron un sencillo y conmovedor recibimiento a los familiares y amigos que llegaron en la mañana de este 7 de junio hasta el liceo.

Lucía Muñoz, también ex alumna y actualmente profesora de Lenguaje del LAM, nos hizo llegar la siguiente nota sobre este sensible momento:

“EL LICEO ABATE MOLINA DE TALCA HIZO, EL DÍA DE AYER, UN RECONOCIMIENTO AL EX ALUMNO PROMOCIÓN 1949, SR ARODYS ROBLES, FALLECIDO EL MES DE MAYO RECIÉN PASADO EN LA CIUDAD DE SANTIAGO.

EN LA OCASIÓN, ASISTIERON SUS HIJAS PATRICIA Y SILVIA, QUIENES CUMPLIENDO EL ÚLTIMO DESEO DE SU PADRE, TRAJERON EN UN ÁNFORA SUS CENIZAS PARA DESPEDIRSE DE SU "QUERIDO LICEO".

EL CURSO 2° AÑO B TUVO EL HONOR DE INTERPRETAR EL HIMNO DE NUESTRO ESTABLECIMIENTO AL CONCLUIR ESTA EMOTIVA CEREMONIA”.

Sin dudas, fue una visita de valor histórico para el liceo. Arodys Robles, el primer presidente del CGA del Liceo de Talca (nombre por aquel entonces), siempre mantuvo vivo el recuerdo de estudiante liceano, según contaron sus hijas. Acostumbraba a narrarles anécdotas de su tiempo estudiantil en el liceo, por lo que para ellas esta visita era una oportunidad para el reencuentro con el alumno dinámico que fue su padre.

En el recibimiento estuvieron presentes el director Sr. César López Moreno, quien sostuvo un encuentro -previo a la ceremonia- con las hijas, familiares, y amigos de Arodys, donde también participó la actual presidenta del CGA Melisa Labra Salgado (4°E). En dicho momento Lucía Muñoz y el director César López tuvieron palabras de condolencia y homenaje. Además, Patricia y Silvia (las hijas de Arodys) compartieron algunas historias sobre su padre, y lo recordaron como un hombre amante de la poesía, “amigo de sus amigos”, que “tendía la mano a quien más lo necesitaba”, valores que según ellas, Arodys los formó en el seno familiar y en el liceo hoy “Abate Molina” de Talca.